viernes, 28 de enero de 2011

FRANCISCO MIRÓ QUESADA: "¿CÓMO LE ESTÁ YENDO AL MUNDO?"

FILOSOFEMAS


Francisco Miró Quesada Cantuarias
El Comercio Online, 28 de enero de 2011

Cuando una persona asume un nuevo trabajo, después de algún tiempo un pariente o un amigo le pregunta: ¿Cómo te está yendo? Y aunque nuestro planeta no ha comenzado a trabajar, creo que la pregunta es válida: ¿Cómo le está yendo al mundo? Entendiendo por mundo el conjunto de sus habitantes. ¿Qué está pasando en este gigantesco hormiguero que constituye la humanidad en su conjunto? Entre Israel y Palestina las cosas no van nada bien. Debido a la presión de Estados Unidos, Israel aceptó iniciar negociaciones definitivas de paz con la Autoridad Palestina, pero este hecho no pasó de ser verbal. Israel sigue sin dar un solo paso para llegar a un tratado equitativo que permita que los palestinos ocupen el territorio que, con toda justicia, les corresponde.

La guerra en Afganistán es un verdadero desastre. Los talibanes, esa secta fanática de terroristas asesinos, siguen cometiendo atentados contra civiles indefensos. Un grupo de aliados que integran la OTAN, como Estados Unidos, Alemania, Francia, Canadá y otros, libran una guerra, desde hace años para tratar de doblegar el poder talibán. Pero hasta la fecha no lo han podido hacer. Tanto que la mayoría de los aliados piensa en retirarse y dejar las cosas como están.

El enfrentamiento entre Corea del Norte y Corea del Sur es un problema sin posibilidades de solución. El primer país amenaza con lanzar un misil atómico contra Corea del Sur. La situación es tan grave que Estados Unidos ha enviado algunos barcos de guerra frente a las costas del segundo país.

Por otra parte, la crisis económica mundial es un fenómeno que nadie imaginaba que podría darse con tales visos de gravedad. Porque no solo abarca a Estados Unidos sino, incluso, a Europa. Comenzó en Grecia y luego se fue extendiendo como reguero de pólvora a Portugal, España, Francia e Inglaterra. El único país que está resistiendo es Alemania. Para contrarrestar la crisis se están utilizando millones y millones de euros y, naturalmente, esta moneda se está desvalorizando rápidamente.

Sin embargo, a pesar de la crisis estadounidense y europea, en Latinoamérica hay países, como el Perú y Brasil, cuyas economías no están en crisis. Al revés de lo que está sucediendo en los países mencionados, la economía de nuestro país se ha mantenido firme y todos los pronósticos permiten pensar que va a seguir creciendo. Podría decirse que se tata de la excepción que confirma la regla. En cuanto al Perú, el hecho se debe a la prudencia y visión de futuro con que el Gobierno Peruano ha manejado la economía, a pesar de que aún no ha podido reducir la exclusión y la pobreza ha disminuido apenas unos cuantos puntos.

Pero hay otros problemas graves, que siguen angustiando a diversos países, como el de Pakistán. Este país ya tiene la bomba atómica y, aunque los responsables del gobierno aseguran que solo utilizarán la energía nuclear con fines pacíficos, no hay seguridad de que cumplirán lo que dicen.

Otro problema que aqueja al mundo es el del calentamiento global. Se trata de un hecho gravísimo, que está produciendo consecuencias terroríficas. Algunas especies animales, como los osos polares, están en proceso de extinción. La nieve de las altas montañas, y sus respectivos glaciares, se están derritiendo, lo que constituye un problema gravísimo, pues gran parte del agua que bebemos proviene de ellos. Y el clima ha cambiado radicalmente. Lluvias torrenciales se desencadenan en lugares donde antes llovía muy poco. Ondas de frío muy intenso se producen en estaciones en las que, anteriormente, no deberían producirse. Lo mismo se puede decir del calor.

Además, la lucha contra el calentamiento global no ha producido efectos importantes hasta el momento. Las medidas propuestas por Al Gore, el famoso vicepresidente del régimen de Bill Clinton, no las sigue casi ningún país. Pero incluso si las siguieran, los efectos del calentamiento global parecen imparables. Las medidas adoptadas por algunos países no pueden contrarrestar los efectos escalofriantes del calentamiento global.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.