viernes, 8 de octubre de 2010

FRANCISCO MIRÓ QUESADA: "DEFENSOR DE LA LIBERTAD HUMANA"

EL NOBEL DE LITERATURA PARA MARIO VARGAS LLOSA

Defensor de la libertad humana

Francisco Miró Quesada Cantuarias
El Comercio Online, 8 de octubre de 2010

Por fin el gran escritor peruano Mario Vargas Llosa ha sido galardonado con el Premio Nobel de Literatura. Hace tiempo que lo merecía pero, por razones que ignoro, el premio era otorgado a otros escritores, muchos de los cuales valían menos que él. La primera noticia que tuve de su existencia fue cuando le hizo un reportaje a José María Arguedas. Un día, Jaime López Raygada, jefe de redacción de El Dominical, que yo dirigía en aquella época, me dijo: “He recibido un artículo que, en mi opinión, deberías publicar, pues me parece muy bien escrito”. Lo leí y efectivamente era de primera clase. Naturalmente lo publiqué, pero no conocí personalmente a su autor.

Lo conocí años más tarde en París. Mario Vargas tenía una curiosa ideología: se consideraba sartreano-marxista. Discutimos un buen tiempo sobre las ideologías. Yo le decía que lo de sartreano podía aceptarse, con algunos reparos. Pero lo de marxista era inaceptable porque todo lo que impusiera una dictadura atentaba contra la dignidad humana.

No pasó mucho tiempo antes de que Vargas Llosa cambiara de posición. Fidel Castro, el dictador que gobernaba Cuba, decidió dejar más libertad a los escritores. Y Padilla, un magnífico poeta, comenzó a publicar soberbios poemas. Pero en algunos de ellos había una crítica, nada insidiosa, del gobierno. Bastó eso para que Padilla terminara en prisión. Muchos intelectuales que estaban en París, como Vargas Llosa, Sartre, Camus, escribieron una carta a Castro para que liberara a Padilla. Y la respuesta del dictador fue increíble: “No puedo aceptar que un grupo de escritores, verdaderas ratas, al servicio del imperialismo, se atrevan a solicitarme la liberación de Padilla”.

Como era natural, desde aquel día, Vargas Llosa cambió y consideró que mejor era la democracia que respetaba la libertad y que proporcionaba medios a los ciudadanos para defender sus derechos, como el Poder Judicial y los recursos de hábeas corpus y el cautelar.

Desde París hasta el presente hemos mantenido una buena amistad a través de los años. He leído todas las novelas que ha publicado y todas son magníficas. Para no ser demasiado extenso, citaré las que más me han impresionado: “La ciudad y los perros”, “Conversaciones en La Catedral”, “La fiesta del Chivo”, “Pantaleón y las visitadoras”, “García Márquez. Historia de un deicidio”, “El hablador”, “El paraíso en la otra esquina”, “La guerra del fin del mundo”. De todas las que he citado, la que más me ha impresionado es la última. Aunque no hubiera escrito sino la que acabo de mencionar al final habría merecido el Premio Nobel.

Conforme iba escribiendo sus novelas se iba haciendo cada vez más famoso. Recibió el Premio Príncipe de Asturias, el Premio Nacional de Novelas en el Perú y el Rómulo Gallegos de Venezuela a la mejor novela en lengua española. Además el Premio Cervantes y otros más. Es miembro de la Academia Peruana de la Lengua y ha recibido el honor de ser incorporado, también como miembro de número, a la Real Academia Española. Vargas Llosa ve con satisfacción que el actual gobierno siga, en el campo de la economía, una orientación liberal, de libre mercado.

¿Cómo es Vargas Llosa en su trato personal? Es un hombre abierto y conversador, con un fino sentido del humor. Cambiar ideas con él, es siempre un placer. Pero es, además, una persona muy enérgica como acaba de demostrarlo, al renunciar irrevocablemente a la presidencia de la comisión del Lugar de la Memoria, porque el Ministerio de Defensa, promulgó una ley que ofendía su convicción democrática.

El hecho de haber recibido el Premio Nobel tiene una singular importancia para el Perú. Otros países de América Latina, como Argentina, Colombia y Chile tienen escritores que han recibido el Premio Nobel. Por eso el hecho de que Vargas Llosa lo haya obtenido tiene una enorme importancia pues nos libera de cierto complejo de inferioridad literaria.

Vargas Llosa es, por eso, un ejemplo de lo que es capaz de crear un autor peruano. Un autor que tiene una personalidad clara, que no oculta nada, que es valiente y que merece ser calificado como genio literario. Personalmente, como peruano y como amigo suyo, me enorgullezco de que nuestro país tenga, por fin un premio Nobel.

1 comentario:

Rafael Ordaya dijo...

El Premio Nobel colocá a nuestro escritor en el Olimpo donde hace tiempo merecía estar. Esto sin duda además del orgullo y regocijo que produce en muchísimas personas en el mundo, repercutirá positivamente en la vida cultural del Perú.
Los invito a visitar mi blog:http://vulgarislimensis.wordpress.com/2010/10/08/mario-vargas-llosa-gana-el-premio-nobel-de-literatura-2010/

Se produjo un error en este gadget.