viernes, 18 de junio de 2010

CÉSAR LÉVANO: "SENDERO DEL UNO POR MIL"

César Lévano
Diario La Primera Online, 18 de junio de 2010

La marcha senderista del lunes 14 en San Marcos ha tenido rasgos y efectos curiosos: no reunió más de 30 personas; sirvió para azuzar el afán represivo de Alan García, su régimen y sus siervos; tendió una cortina de humo para ocultar protestas sobre el gas; alimentó el silencio sobre las elecciones fraudulentas en esa Universidad y respecto el acentuado proceso de descomposición de tercios estudiantiles.

La marcha indica que, si Sendero Luminoso es un movimiento en agonía, en San Marcos es una minoría más insignificante que nunca. Que sólo pudiera reunir 30 manifestantes (o “cerca de 50”, como dicen algunos medios) en un centro de estudios con 30 mil alumnos indica el tamaño de su fracaso.

Sendero nunca ha sido fuerte en San Marcos. Lo puedo atestiguar como profesor que atravesó los años en que el senderismo cortaba la luz de la Ciudad Universitaria dos o tres veces por semana, y pintarrajeaba muros interiores y exteriores.

Para eso había un centro: la vivienda estudiantil. Se sabe que ahora han vuelto a ocupar espacio allí.

Cierta noche, cuando dictaba clase en un aula con 124 alumnos presentes, con acta firmada, irrumpió un profesor, vocero estridente del senderismo. Me pidió dirigirse a los estudiantes, a nombre de un pequeño grupo de mineros en huelga. Le repliqué que no podía interrumpir mi labor académica y que, en todo caso, iba a consultar a los alumnos. Lo dije en voz muy alta. En la sala estalló un grito: “¡Fuera!”.

El profesor se retiró, no sin amenazarme de muerte. Después, el sujeto se vendió a las autoridades impuestas por Fujimori, que incluso le costearon un viaje a España. Ha sido luego congresista por UPP y, en su más reciente cambio de camiseta, milita en Solidaridad Nacional.

Su nombre es José Saldaña.

Mi idea es dejar constancia de que Sendero nunca ha sido fuerte en San Marcos. No dudo de que entonces hubo autoridades y profesores que se confabularon con ese grupo, por oportunismo o por cobardía.

En estos días, en la Facultad de Letras, parte del tercio estudiantil se abstuvo a la hora de elegir decano. Era una forma de votar a favor del candidato del oficialismo, traicionando su radicalismo verbal y el acuerdo de un referéndum estudiantil.

Anoche, el alumnado de Letras se reunió en asamblea general para exigir que ese sector del tercio renuncie. Proyecta marchar hoy, a las 11 de la mañana, hacia el rectorado, ataviados con polo blanco. Quieren reafirmar la convicción con que rechazaron el ingreso de la marcha senderista a la Facultad de Letras.

ALERTA. Hace tres semanas, cuando hablamos del fraude en San Marcos, un personaje notable me advirtió: el APRA busca crear desorden allí, para entonces intervenir. Quiere adueñarse de la Universidad más importante del Perú.

1 comentario:

Anónimo dijo...

ya pues Lévano, no te hagas el cojudo. Los senderistas en los ochenta hacian lo que querían en San Marcos. Eso lo sabemos todos los que estudiamos en esa época en sus aulas, fuimos miles así que tu mentira quedará al descubierto.

Se produjo un error en este gadget.