miércoles, 2 de junio de 2010

RAÚL WIENER: "LOS PACIFICADORES"

Raúl Wiener
La Primera Online, 2 de junio de 2010

Prefiero un gobierno conducido por ladrones, que por cobardes
(Andrés Bedoya Ugarteche, “La Ortiga”, diario “Correo”, 29.05.10)


El lugar común de los analistas de estos días empieza con la fórmula de que es comprensible el sentimiento de los vecinos afectados por la presencia de Lori Berenson en su edificio, su cuadra o su distrito. Invito a leer los siguientes mails que son parte de los que están en circulación en unas cuentas denominadas Miraflores y Aurora:

Yo paso más o menos diario por la calle Grau y me pregunto quién le compra la comida a la terruca, a su terruco BB y no sé a quién más, pero si esa homicida sale a la calle de hecho los vecinos la escupirán, o le lanzarán palabras de grueso calibre o la lincharán. Yo si estoy por allí con mi bici la atropello una y otra vez, esté con quien esté, para que sienta el dolor en carne propia. Debe estar volviéndose loca todos los días con los reclamos de los vecinos, así está bien, hay que atacarla psicológicamente para que se termine suicidando por la presión de los vecinos.
(eric roland kohlweg roca)

Hola: hay que formar un grupo tipo colina para localizar, detectar y eliminar a esa lacra que la verdad no sirve a la sociedad. He dicho.
(ekr. the peacemaker)

Hola: es la única manera, no hay otra. Ponerse fuerte y sin compasión y mariconadas. Localizar, detectar y eliminar. Señores, eliminar, ¿o desean que nos eliminen a nosotros? Así no es pues señores. Localizar y eliminarrrrrrrr. Sin compasión.
(the peacemaker)

Pero Sr. Eric resulta que el que nos liberó de la lacra esta preso y ni las gracias, en cambio la lacra está libre, este es el mundo al revés, siempre lo he dicho que todos los errores que cometemos nos van a golpear como un boomerang.
(Graciela Fernández Maldonado)


En la primera mitad de los años 90, escuché varias veces este tipo de llamémosle ideas, en personas que uno se sorprendería porque parecían normales, trabajadoras y amorosas con sus familias. Pero estaban convencidas que la violencia se erradica con el exterminio y que la cárcel era demasiado premio para los que los estaban amenazando (qué decir que cumplan la pena y vuelvan a ser libres). Y todos ellos votaron por las reelecciones de Fujimori, porque estaban convencidos que él hacía lo que hubieran querido hacer ellos mismos, y se callaron en mil idiomas cuando aparecieron los vladivideos y su valiente defensor salió corriendo a la tierra de sus ancestros.

Pero aquí los tenemos. Una mentalidad que indudablemente Sendero ayudó a consolidar. Pero con el mismo argumento podría preguntarse: ¿y qué clase de sociedad engendró el senderismo? El punto es que Berenson no atentó contra Miraflores, pero el Charles Bronson de estos días la atropellaría con su bebé, varias veces, con la misma bici con la que pasaba por Tarata quince minutos antes del coche bomba, que es lo que hace que no pueda superar el trauma, o como esa otra “víctima” del edificio de la calle Grau, cuyo tío estuvo tres días en la casa de los rehenes y ahora odia a Toledo, que estuvo también de rehén, porque cambió las brutales leyes de Fujimori, por órdenes del Tribunal Constitucional y la CIDH, en vez de destituir a los magistrados, salirse de la jurisdicción internacional, o dar un golpe de Estado que es lo que hacen los que no son cobardes como dice ABU.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.