viernes, 16 de enero de 2009

PRONUNCIAMIENTO FRENTE A LA GRAVE COYUNTURA MUNDIAL


¡ALTO AL GENOCIDIO DE LOS PUEBLOS DEL MUNDO!


No podemos quedarnos callados frente a los acontecimientos recientes a nivel mundial. Queremos explicitar nuestra indignación, en especial, por los diversos atentados que las clases dominantes realizan contra los pueblos del mundo, mediados como están por el deseo de defender sus intereses y privilegios ilegítimos. Lo que está ocurriendo en Gaza (con los más de mil palestinos asesinados por las fuerzas militares del Estado israelí) es sólo la punta del iceberg de lo que ocurre a nivel global.

La sociedad capitalista ha entrado en una nueva y profunda crisis económica, reflejada por desempleos masivos y una recesión generalizada. En la práctica, las grandes burguesías del mundo han destruído toda forma concreta de libertad, igualdad y fraternidad, principios éticos con los cuales, en su etapa revolucionaria, persuadieron al proletariado para que las apoyen en su lucha contra el Ancien Régime. Prometieron llevar a los pueblos a un estado más elevado de existencia. El capitalismo real, sin embargo, no ha traído más que destrucción para todos, poniendo en peligro la civilización en su conjunto.

El tánatos inmanente a este sistema, por ello, debe ser detenido y superado a como dé lugar. No valen, para ello, las soluciones utópicas surgidas en las primeras décadas del siglo XIX, tan manoseadas ahora por algunos gobernantes europeos, que convocan a "moralizar el capitalismo", como si el capitalismo en sí no fuera la causa del problema. Consignas como aquella no hacen sino impedir la profundización en el estudio e interpretación de los problemas del mundo de hoy. Intentan bloquear, por tanto, la posibilidad de darles solución práctica.

Es necesario pues, en este contexto, entender que los objetivos reales de los masacres que actualmente cometen los Estados capitalistas contra el proletariado no son la defensa de "pueblos elegidos", o la "lucha contra las dictaduras" o el "combate al narcotráfico y las drogas". Menos aún la "guerra contra el terrorismo mundial". En realidad, la motivación de estos asesinatos (sea en Palestina, Guantánamo, Bolivia o el Perú) es la defensa "preventiva" del capital y la propiedad privada sobre los medios de producción. Por lo tanto, el origen de estos asesinatos es en última instancia una motivación económica.

Obviamente, al señalar esto no pretendemos alzarnos como inventores de la pólvora. Con este pronunciamiento, sencillamente, nos aunamos a quienes tienen aun la sensibilidad humana para salir a las calles (como los compañeros que han realizado protestas contra la matanza en Gaza), prestos a no quedarse indiferentes ante la violencia generada por el neofascismo, tolerada o ignorada por todos sus defensores y cómplices, conscientes o inconscientes.

Deslindamos, a su vez, con el oportunismo de quienes, en medio de esta crisis, quieren insertar doctrinas premodernas (monarquistas, escépticas, o falsamente postmodernas) en la cabeza de los jóvenes intelectuales. Nos plegamos y hacemos frente, más bien, con todos los que desean superar el capitalismo y toda organización reaccionaria (presente o pasada) basada en el genocidio de la clase trabajadora. El frente único que pedía Mariátegui en los albores del siglo XX es también hoy una necesidad. Un frente que luche por la construcción de una auténtica civilización, basada en el trabajo y el esfuerzo colectivo. Felicitamos pues, a todo aquel involucrado en la inmensa tarea de imaginar y concretar un nuevo mundo posible.

¡VIVAN LAS LUCHAS DE LOS PUEBLOS!
¡ABAJO EL CAPITALISMO!
¡SOCIALISMO O BARBARIE!


3 comentarios:

Rubén Alfredo Quiroz Ávila dijo...

A ver si se manifiestan por lo de Majaz...

RUBÉN QUIROZ ÁVILA
Director de SOLAR, Revista de Filosofía Iberoamericana

solarsophia@yahoo.com

Anónimo dijo...

¿Por qué también no mencionan, que Palestina esconde sus armas y misiles en los colegios, donde estudian niños inocentes?

Si no quieren que asesinen a su población civil, entonces Hamas hubiese colocado sus armamentos en otro lado, donde no haya víctimas civiles, sólo soldados. Eso demuestra la clase que son. No les importa que muera su propia gente.

¿El capitalismo está en crisis? Decir eso, es no saber nada sobre el capitalismo, y su sistema económico. Sería bueno que revisaran el planteamiento de la escuela austríaca de economia.

urielhj82@yahoo.es

Víctor Samuel Rivera dijo...

El último comentario me resulta absolutamente intragable. ¿Cómo es esto de que "Si no quieren que asesinen a su población civil, entonces Hamas hubiese colocado sus armamentos en otro lado, donde no haya víctimas civiles, sólo soldados"? ¿Qué sensibilidad humana hay que tener para razonar de esa manera? Hamas es un grupo terrorista, y en esa medida tiene mi repudio. Pero es justamente porque el comportamiento terrorista conlleva consecuencias como la de los ataques judíos contra mezquitas y niños, que es también terrorismo, que la acción militar sionista contra los inocentes es repudiable.

Francamente hay que tener una cierta dosis de cinismo para creer que el capitalismo y el liberalismo no tienen algo que ver aquí. Yo ni soy socialista, ni mucho menos, ni apoyo la revolución en sí misma, en cuyo nombre, precisamente, existe la barbarie judía (pues ¿qué es el gobierno oprobioso del capital sino la revolución puesta en obra?)pero al margen de estas consideraciones, que son principalmente sobre palabras, es doloroso ver que alguien pueda, por adhesión a la ideología del capital, justificar asesinatos de niños y mujeres. Y no está demás decirles a los liberales "de izquierda" que aquí como en otros blogs se han abrazado al sionismo, que los argumentos que leo se aplican en favor del exterminio de los judíos de Varsovia.

Se produjo un error en este gadget.