martes, 23 de junio de 2009

TOMÁS UNGER: "EL LEGADO DE HUMBOLDT Y DARWIN"



El legado de Humboldt y Darwin

por Tomás Unger
Secció
n Vida y Futuro de "El Comercio", 23 de junio de 2009

www.elcomercio.com.pe/impresa/notas/legado-humboldt-darwin/20090623/304304
_____________________________________________________________________

Alexander von Humboldt murio el mismo año en que se publicó "El origen de
especies", de Darwin, quien fue influenciado por los textos del viajero alemán
_____________________________________________________________________

Este año celebramos los dos siglos del nacimiento de Darwin y los 150 años de la publicación de “El origen de las especies”. Esta fecha coincide con la muerte, en Berlín, a los 89 años, de Alexander von Humboldt. Además de ser uno de los grandes naturalistas, según algunos el último naturalista, Humboldt influyó grandemente en Darwin, quien lo llamó “el más grande viajero científico que jamás vivió”. Hoy es difícil apreciar en todo su valor el impacto que tuvo Humboldt sobre la ciencia de su época.

Dentro del contexto del aniversario de Darwin, en una época en que las comunicaciones son instantáneas en el mundo, ninguna persona puede tener la influencia que tuvo el barón Alexander von Humboldt a principios del siglo XIX. Hay que tener en cuenta que, en una época en que la sociedad estaba claramente estratificada, pertenecía a la más alta nobleza, lo cual le daba mayor influencia. Tras viajar cinco años, Humboldt volvió a Europa y publicó libros que fueron traducidos a varios idiomas; Darwin los leyó todos.

EL VIAJERO
A los 27 años Humboldt quedó huérfano y como heredó una gran fortuna, decidió viajar para satisfacer la curiosidad científica que había mostrado desde chico. Las guerras napoleónicas impidieron que viajara por Europa, por lo que decidió viajar a América. Su posición le daba amplio acceso y fue a la corte española a pedir una autorización para visitar sus colonias. El rey de España Carlos IV, al enterarse de su proyecto, que llevaría a cabo con fondos propios, le dio un permiso sin precedentes para explorar y usar sus instrumentos sin limitaciones en todas las colonias.

En 1799, a los 30 años de edad, Humboldt se embarcó en un buque postal español rumbo a Cuba. Con él viajó el botánico francés Aimé Bonpland, quien lo acompañaría en todos sus viajes por Sudamérica. Antes de embarcarse compró en París los instrumentos científicos más avanzados. De Cuba viajaron a Venezuela, donde llegaron en julio de 1799 y se quedaron dos años. Durante ese tiempo Humboldt recorrió más de 3.500 km, por territorios inexplorados hasta entonces, parte en canoa por el Orinoco. De Venezuela volvió a Cuba y de ahí nuevamente al sur, a Colombia, donde llegó en marzo de 1801. De Colombia emprendió un viaje por tierra a través de los Andes y llegó a Ecuador, de donde, desde Quito hasta Trujillo, vino al Perú por el Camino Inca.

De Trujillo bajó a la costa y llegó a Lima en la primavera de 1802 (ver esta página de fecha 30 de julio del 2001). Poco después, en víspera de Navidad, se embarcó hacia Ecuador, de donde seguiría a Acapulco para cruzar México, salir de Veracruz a Cuba y de ahí a EE.UU. Aún no había regresado a Europa pero ya era famoso por sus informes, publicados y ampliamente comentados, así como por haber sido el hombre que había alcanzado la mayor altura. En Ecuador, Humboldt escaló el Chimborazo, según él a 5.790 m sobre el nivel del mar. Su instrumento tenía un error, pues el punto que alcanzó, ubicado en 1980, está a 5.500 m de altura, aun así fue un récord para la época.

Precursor. Humboldt fue calificado por Darwin
como el más grande viajero que jamás vivió"


EL GEÓGRAFO
Invitado por el cónsul estadounidense de La Habana, Humboldt llegó a Washington. El presidente Jefferson, quien había oído sobre los viajes de Humboldt, lo alojó en su casa y le ofreció hacerle dos copias de todos sus mapas e ilustraciones a cambio de quedarse con una. En la época en que se copiaba a mano esta fue una empresa difícil y costosa que demuestra el buen criterio de Jefferson y el gran valor de los mapas de Humboldt. A diferencia de los mapas de la época, los de Humboldt tenían información sobre temperaturas, alturas, flora, fauna y características del terreno.

Los mapas de Humboldt son precursores de la geografía moderna. Entre las innovaciones que introdujo figura, además de la inclusión de datos relevantes, la presentación. Junto a los planisferios había incluido cortes y elevaciones, lo que varió las escalas horizontal y la vertical. Las mediciones de la temperatura del mar que hizo frente a nuestras costas, y que eventualmente hicieron que la corriente fuera bautizada con su nombre, figuran en los mapas. También fue precursor de un tema de gran actualidad hoy: la temperatura promedio. Humboldt llevaba un registro de las temperaturas máximas y mínimas que medía todos los días.

EL ECÓLOGO
Hoy la palabra “ecología” aparece constantemente en diversos contextos. Se menciona al hablar del calentamiento global, de la contaminación y en muchos casos es mal empleada. En el siglo XIX no existía la palabra “ecología”, pero Humboldt fue el primero en aplicar la ciencia que llevaría ese nombre. Además de describir meticulosamente las diversas especies vegetales y animales, detallaba su hábitat y su interacción. Fue el primero que anotó los cambios en los hoy llamados sistemas ecológicos debido a altura, temperatura promedio y naturaleza del terreno.

Las descripciones de Humboldt son válidas hasta hoy e invalorables para evaluar los cambios que se han producido en diversos ecosistemas a través del tiempo. Desde la diversidad de plantas y animales que habitaban las orillas del Orinoco hasta la escasa vegetación y fauna de las alturas del Chimborazo fueron meticulosamente descritas y registradas, junto con las temperaturas máximas y mínimas, las lluvias y la naturaleza del suelo. Por su formación como ingeniero de minas, Humboldt notó los cambios en las formaciones geológicas, los que describió y dibujó en sus mapas.

HUMBOLDT Y DARWIN
Humboldt murió en 1859, el año en que se publicó “El origen de las especies”. Para entonces se había gastado toda su fortuna y el rey de Prusia tuvo que nombrarlo chambelán para que pudiera seguir viajando y escribiendo. Era conocido en todo el mundo y había iniciado la publicación de su obra principal, “Cosmos”, que debía tener decenas de volúmenes pero solo llegó a cuatro. Humboldt murió en mayo, con 89 años, y no llegó a leer “El origen de las especies”, publicado en noviembre. Sin embargo, tuvo una influencia importante en la obra de Darwin. El ejemplo de Humboldt, un miembro de la más alta nobleza de la época viajando en canoa por el Orinoco, durmiendo en carpas en lugares inexplorados, inspiró a Darwin.

Darwin, burgués inglés cuya holgada posición económica se debía a la industria de porcelana heredada por su esposa, vio en Humboldt un modelo por seguir. La descripción de los viajes del Barón alemán en América debieron influir en la decisión de Darwin, que no tenía gran fortaleza física, de embarcarse en el Beagle.


No sabemos hasta qué punto Humboldt es responsable de la teoría de la evolución, pero no cabe duda de que el enfoque científico de sus mapas, dibujos y escritos marca una nueva etapa en las ciencias naturales. Hoy, además de la corriente marina de nuestras costas, ciudades y montañas llevan su nombre. En Alemania hay una universidad y en la Luna hay un cráter Alexander von Humboldt. Como lo describió Darwin, “el más grande viajero científico que jamás vivió”.


No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.