viernes, 16 de octubre de 2009

FRANCISCO MIRÓ QUESADA: "¿HACIA DÓNDE VA EL PERÚ?"


FILOSOFEMAS

¿Hacia dónde va el Perú?

Francisco Miró Quesada Cantuarias
El Comercio Online, 16 de octubre de 2009

Este artículo tiene por objeto hacer planteamientos generales, de manera que no voy a citar nombres con una sola excepción, debido a los visos románticos que caracterizan a sus protagonistas.

Se trata del caso del escándalo que se produjo cuando se descubrió que el entonces presidente de Petro-Perú César Gutiérrez había realizado maniobras dolosas para favorecer a la empresa noruega Discover Petroleum, con el fin de concederle la explotación de diferentes lotes petroleros. Para hacerlo, contó con la ayuda de Lily Lemasters, representante de Discover Petroleum. Aunque, en un principio, Gutiérrez negó haber tenido relaciones románticas con la traductora, se descubrió que poco tiempo después de haber realizado el acto doloso, viajó tres veces al extranjero, en compañía de Lily Lemasters. Como resultado del escándalo, el hoy ex presidente de Petro-Perú, ahora que ha regresado de Estados Unidos, va a ser sometido a un proceso judicial que puede enviarlo a la cárcel.

Una parlamentaria ha sido desaforada por haber robado electricidad mediante un ingenioso método. Otra ha sufrido una severa suspensión por haber contratado como su ayudante a una doméstica, mas parece que la suspensión no se va a cumplir debido al famoso otoronguismo.

La corrupción en el Poder Judicial es ampliamente conocida, aunque, por supuesto, hay jueces incorruptibles. Pero la cantidad de corruptos es muchísimo mayor que la de los honestos.

Por otra parte, estamos fracasando en la lucha contra el narcoterrorismo. No niego que se hacen esfuerzos, pero los resultados son prácticamente nulos. Con frecuencia mueren soldados y oficiales que pugnan heroicamente por terminar con una de las mayores lacras nacionales. Carecemos de helicópteros blindados y los narcoterroristas están mejor armados que las fuerzas que luchan contra ellos.

Además de la corrupción en el Poder Judicial, el Ejecutivo y el Parlamento están contaminados. Acabo de relatar el caso de dos parlamentarias. Y en el Ejecutivo hace pocos días se produjo un caso grave. Un ministro, integrante del nuevo Gabinete, había sido abogado de BTR y aceptó el cargo sin decir palabra sobre el asunto. Descubierto el hecho, el ministro se vio obligado a renunciar y además perdió su cargo de alcalde en un importante distrito de la capital.

Por otra parte, la delincuencia aumenta de modo inquietante. En casi todas las encuestas que se realizan respecto de cuál es la mayor preocupación ciudadana, la respuesta es la inseguridad que las personas sienten frente a la amenaza de la delincuencia. Y, como si esto fuera poco, los conflictos sociales se producen cada vez con más frecuencia y los enfrentamientos son más y más violentos.

Pero no todo es malo, y nuestro país, a pesar de todo, tiene aspectos positivos. Los pobladores pobres de pequeñas comunidades andinas, con esfuerzo y estoicismo, han sido capaces de surgir y triunfar como hombres de negocios. Y, asimismo, empresarios, tanto en Lima como en provincias, proceden honorablemente sin recurrir a las famosas coimas, para lograr que sus proyectos de inversión sean aprobados por la correspondiente autoridad administrativa.

El hecho de que, a pesar de todo, haya personas honradas en el país, tanto de origen humilde como los que tienen poder económico, me permite pensar que el Perú puede tener la esperanza de salir adelante y de superar la tremenda crisis en la que está sumido.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.