miércoles, 28 de octubre de 2009

GUILLERMA GIACOSA: "URGENCIAS DE LA AGENDA MUNDIAL"


¿Cómo dar solución al problema de las restricciones migratorias?

Urgencias de la agenda mundial

Guillermo Giacosa
Perú 21 Online, 28 de octubre de 2009

La globalización tiene una estridente excepción: la libre circulación de las personas. Parece que cuanto más circulan productos y capitales, menos podemos circular los seres humanos. En los siglos pasados, la migración representó un factor positivo que expandió el comercio y la economía, permitió el surgimiento de naciones, fortaleció la urbanización y estimuló intercambios sociales y culturales. El sistema capitalista soportó la migración Norte-Sur, sobre todo durante los periodos de desempleo después de las guerras –7 millones de europeos llegaron a Argentina en el cambio de los siglos XIX y XX–, pero hoy rechaza la migración Sur-Norte y teme la de Este-Oeste. Los propagandistas del actual orden económico cantan loas al mismo, pero olvidan citar la crisis que vivimos y cierran los ojos ante las crisis que vendrán, y se muestran incapaces de justificar por qué el 'chorreo’ no produce efectos, y son menos capaces aun de explicar los daños irreversibles que está sufriendo la naturaleza.

Lo que vendrá en palabras de uno de los responsables directos. Se trata del primer ministro británico Gordon Brown, quien ha advertido que si no se llega a un acuerdo en Copenhague en diciembre, durante la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Clima, las consecuencias serán “catastróficas”. Peor aun: no habría, según su opinión, un 'Plan B’. Como podemos apreciar los políticos, urgidos por las necesidades propias de su profesión, suelen llegar siempre tarde. Lo que ahora dice dramáticamente Brown es lo mismo que vienen advirtiendo los científicos más serios del planeta desde la década del setenta. En ese tiempo, como las consecuencias de la explotación irracional de la naturaleza todavía no eran visibles, el tema se obviaba. ¿Cuándo se decide tratarlo? Ahora, en el inoportuno momento en el que las consecuencias del desarrollo disparatado no solo comienzan a golpearnos, sino que son prácticamente irreversibles. ¿Quiénes amordazaron a la prensa para que el tema no se difundiera? Simple, los dueños del dinero que se hubiesen perjudicado si se frustraba alguna de las iniciativas que están convirtiendo a la Tierra en un basural.

Daniel Dennet, filósofo de la ciencia y neurocientífico, dice: “El misterio no es aquello de lo que no sabemos la respuesta, sino aquello de lo que no sabemos ni las preguntas. Hemos reducido el misterio de la vida a meros algoritmos del genoma. Ahora nos queda por descifrar la mente y la conciencia”. ¿Le darán tiempo la infinita estupidez y la infinita codicia humanas a esta empresa que pondría en nuestras manos una alternativa de crecimiento sin límites? Difícil ser optimistas cuando cualquier problema económico o financiero subordina y oscurece aquellas cuestiones de fondo en las que se juega la supervivencia de nuestra especie.

Ello confirma la advertencia del psicoanalista Groddek: “Un hombre, después de todo, solo lo es durante algunos minutos; la mayor parte del tiempo es un niño pequeño”. Quienes detentan el poder no son la excepción, sino la confirmación de esta verdad.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.