lunes, 5 de octubre de 2009

GUILLERMO GIACOSA: "LOS DOLORES DEL DÓLAR"


Los dolores del dólar

Guillermo Giacosa
Perú 21 Online, 5 de octubre de 2009

La gente suele preocuparse más por los altibajos del billete verde que por las injusticias que ensombrecen nuestra humanidad y el calentamiento que amenaza la vida sobre el planeta. Esta prioridad es lógica, pues el dólar está vinculado a su vida cotidiana y la sangre de Honduras, Afganistán y etcétera aun no nos salpica, y para el problema del planeta algo se inventará, como cree, con la mejor buena voluntad, un amigo muy querido y muchas personas que, a falta de nada mejor, han hecho del pensamiento mágico una de sus especialidades predilectas. No hay mejor forma de salir del paso y no comprometerse que decir “algo se inventará”. Fácil, mientras no sea uno el que tiene a su cargo la invención. Para seguir la corriente, entonces, hablemos de la divisa estadounidense. Dijimos la semana pasada que se está cayendo, y lo dijimos porque se está cayendo, y no porque no nos simpatice el imperio. En la información, las simpatías no cuentan. Y aunque sea verdad que no me cae simpático ningún imperio, no por ello voy a privar a los lectores de algunos detalles que muchos colegas omiten. Lo que usted haga con la información es cosa suya. Algunos, cuando hace tres años escribí sobre el mismo tema con argumentos menos contundentes, compraron euros y ahora, cada vez que me ven, me sonríen. Nunca dije que compren euros: solo conté lo que podía ocurrir con el dólar y de que personas más previsoras que yo –y además, con dólares–, hicieron un buen negocio. Yo, que en mi vida nunca hice un buen negocio, me sentí tan sorprendido como halagado cuando alguien me agradeció el consejo. Yo le dije que no era un consejo, que era un artículo, y el feliz capitalista creyó que yo le quería hacer un chiste y se despidió sonriente en marcha hacia nuevas ganancias. Bien por él. No tiene que preocuparse por el escándalo de la miseria y la sobreexplotación de los recursos naturales. Lo suyo es hacer plata, y lo de los políticos creer que mientras los privilegiados hagan plata, todo andará bien y la gente los seguirá votando.

Esta es la versión más refinada del pensamiento mágico. Suele romperse cada tanto como acaba de ocurrir ahora con la crisis de las hipotecas, y como volverá a ocurrir pues no se ha modificado, hasta ahora, la sustancia que permitió el descalabro. Se modificó el discurso y, salvo las palabras, todo sigue igual. Ahora los grandes bancos –ayer quebrados y rescatados– están ganando cifras que rozan la indecencia.

Vamos al dólar. Hoy opera a 1,46 por euro, y los bancos centrales de China, Rusia e India –los mayores tenedores de dólares–, amenazan con diversificar sus carteras y, además, los países petroleros ya han solicitado que se utilice una canasta de monedas para la cotización del barril de crudo. Sobre esto dijo el presidente del Banco Mundial: “La actual suposición es que la economía posterior a la crisis reflejará la creciente influencia de China, probablemente de India y de otras grandes economías emergentes. Supuestamente EE.UU., epicentro de la crisis financiera, verá reducido su poder económico e influencia”.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.